«La cultura es la buena educación del entendimiento», Jacinto Benavente

Memoria de un Lavapiés no tan lejano

La fotógrafa Mariví Ibarrola posa ante algunas de las instantáneas que componen su exposición De Lavapiés a la Cabeza.
Carlos Arévalo
La fotorreportera Mariví Ibarrola (Nájera, 1956) presentó ayer en la sede de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid (C/ Tres Peces, 2) su exposición itinerante De Lavapiés a la Cabeza. La muestra se compone de una selección de 104 fotografías en blanco y negro tomadas en distintos rincones del castizo barrio madrileño a principios de los años 80. Viejas corralas, comercios desaparecidos o reivindicaciones sociales como la primera manifestación ocupa -todavía con «c» en lugar de con «k»- son algunas de las magníficas instantáneas captadas por Ibarrola, en una retrospectiva que refleja la esencia de un Madrid tristemente evaporado.
Una de las fotografías que componen la muestra de Ibarrola, tomada en la plaza de Lavapiés en los años ochenta.