«La cultura es la buena educación del entendimiento», Jacinto Benavente

El drama del honor ultrajado

El elenco de El castigo sin venganza anoche sobre las tablas del teatro de La Comedia tras el ensayo general.
Carlos Arévalo
Es El castigo sin venganza una pieza eterna del Siglo de Oro cuyo trágico argumento cuenta la relación amorosa entre el Conde Federico y Casandra, la mujer de su padre, Duque de Ferrara, y el terrible castigo que les impone éste cuando descubre su honor mancillado. Casi cuatrocientos años después de su publicación -data de 1631-, la vigencia de este texto dramático en verso de Félix Lope de Vega es absoluta, al abordar cuestiones como el descontrol de las pasiones, el denigrante rol de la mujer como objeto o la conservación de la dignidad.

Bajo la acertada dirección de Helena Pimienta, que se despide tras ocho años al frente de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, el montaje llega al madrileño teatro de La Comedia con una elegante puesta en escena y un excelente reparto. La actriz Beatriz Argüello hace vibrar al espectador en el papel de Casandra, temperamental y salvaje en su relación casi incestuosa con Federico, que borda con su talento y aplicada herencia teatral, Rafa Castejón. El padre, severo duque de Ferrara y protector de los suyos, es encarnado por la envolvente voz de trueno de Joaquín Notario, brillante en todo momento. Soberbio está Carlos Chamarro como el lacayo Batín, que aporta las notas cómicas necesarias, y también impecables el resto de compañeros: Lola Baldrich, Nuria Gallardo, Javier Collado, Íñigo Álvarez de Lara, Fernando Trujillo, Alejandro Pau y Anna Maruny.

El castigo sin venganza fue una de las obras predilectas de «El Fénix de los Ingenios», compuesta cuatro años antes de morir y cuyo argumento está inspirado en un hecho real ocurrido en Italia. Para seguir alimentando la gloria del teatro español, es imprescindible añadir esta nueva versión a la lista de representaciones históricas destacadas entre las que la hemeroteca recuerda aquella protagonizada por el excelso intérprete Ricardo Calvo, maestro del verso, hace casi un siglo. Y es que mientras Lope se represente con el rigor y el respeto que merece, no pasará de moda jamás.

Los actores Rafael Castejón y Joaquín Notario en una de las memorables escenas que protagonizan en el montaje.

El castigo sin venganza se puede ver en el Teatro de La Comedia de Madrid (C/ Príncipe, 14) hasta el 9 de febrero de 2019.